La Cuarta Revolución Industrial en el Sistema de Compra Pública Colombiano

 

 

 


El gran avance y desarrollo que tuvo la tecnología, especialmente la microelectrónica, durante la tercera revolución industrial pavimentó los cimientos de la Cuarta Revolución Industrial (4RI) que estamos viviendo. Los computadores y microprocesadores, que se desarrollaron y que se siguen mejorando, han brindado las herramientas necesarias para aprovechar el gran valor que tienen los datos.

La 4RI propone una transformación digital donde la inteligencia artificial (IA) y las nuevas tecnologías para el uso de los datos están al servicio de la toma de decisiones en las organizaciones. De esta forma, los datos y la información se han convertido en la materia prima que alimenta estas nuevas tecnologías e incluso han sido imaginadas como el nuevo petróleo. Se espera que la 4RI tenga un impacto en la mayoría de los aspectos de la vida cotidiana y cambie la forma de percibir e interactuar con el mundo en su totalidad.

Es importante tener en cuenta las oportunidades que traerá la 4RI para la administración pública, específicamente a las compras públicas y la contratación estatal. Cualquier mejora en los procesos relacionados representaría ahorros significativos en la ejecución presupuestal de los Estados, toda vez que, según la Organización Mundial del Comercio (OMC), las compras públicas representan un promedio de entre el 10 y el 15 por ciento del producto interno bruto de un país a nivel mundial.

La 4RI puede ayudar a la predicción de la evolución de la compra pública en los próximos años y a la identificación de oportunidades de mejora. Además, la Inteligencia Artificial (IA) puede ayudar a los proponentes a entender cómo participar efectivamente de los procesos de contratación y al Estado para determinar cómo hacer uso de los recursos para generar el mayor valor por dinero. En otras palabras, la IA puede potenciar el proceso de toma de decisiones de contratación con la información obtenida del sistema de compra pública. Por ejemplo, la aplicación de la ciencia de datos en el sistema de compras públicas contribuye a la reducción de costos de búsqueda de proveedores de necesidades del Estado y permite identificar patrones de gasto para establecer mecanismos de agregación de demanda.

Colombia ha comenzado este cambio firmemente con la generación del documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) número 3975 de 2019 donde se postula la Política Nacional para la Transformación Digital e Inteligencia Artificial. Esta política busca preparar al país para generar valor social y económico en diferentes sectores de la industria por medio de las tecnologías digitales en el contexto de la 4RI. De interés especial para la compra pública es que esta política está alineada con la Ley de Transparencia y del Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional (Ley 1712 de 2014) y plantea un marco ético para la implementación de tecnologías basadas en IA.

Diferentes instancias del Estado han creado equipos de funcionarios especializados en análisis de datos y la Agencia Nacional de Contratación Pública - Colombia Compra Eficiente - no es la excepción. El análisis sistemático de datos ha permitido desarrollar herramientas para facilitar la toma de decisiones como la creación de los nuevos Acuerdos Marco de Precios, el desarrollo de programas para la limpieza de los datos de la contratación pública, el desarrollo de visualizaciones para estudiar la dinámica de contratación y el aumento de la eficiencia y la confiabilidad en la respuesta a las preguntas de la sociedad en general sobre las cifras del sistema de contratación colombiano. Este es el inicio del camino para la implementación de herramientas de IA para ofrecer mejoras para el sistema de compra pública de cara a los retos de la 4RI.

El primer paso en este camino parte del esfuerzo del Gobierno Nacional de Colombia para poner a disposición de los ciudadanos los datos de la compra y la contratación con cargo a recursos públicos. Con este fin se ha creado el Sistema Electrónico para la Contratación Pública (SECOP), que está compuesto por tres plataformas: SECOP I, SECOP II y Tienda Virtual del Estado Colombiano (TVEC). El SECOP contiene la información de más de 11 millones procesos y contratos de la compra pública; donde más de 6 mil entidades del Estado publican los planes de contratación para el año, y se puede acceder, descargar y usar libremente esta información para ver tendencias de la compra pública o generar modelos que ayuden a predecir el comportamiento del mercado de compra pública.

El siguiente paso es el despliegue de las plataformas transaccionales SECOP II y TVEC, que cuentan con características de la 4RI que les permiten gestionar los procesos de contratación en línea. Esto consiste en la implementación de sistemas e-procurement, entendidos como el desarrollo de procesos de contratación estatal soportados en tecnologías de información, sobre los cuales se pueden ejecutar análisis masivos y la implementación de programas de IA. Asimismo, abre la posibilidad de extraer y registrar más información con mejor calidad y ponerla a disposición de los ciudadanos a través de la publicación de los Datos Abiertos de la contratación bajo la metodología OCDS en www.datos.gov.co.

Por otro lado, la publicación de los Datos Abiertos promueve la transparencia y eficiencia en el uso de los recursos públicos, incentivando la creación de una cultura del uso de los datos como soporte de la toma de decisiones de contratación en las entidades del Estado, orientando la consecución de mayor valor por dinero y generando confianza. Además, se promueve la participación ciudadana y de la sociedad en general a través de la interacción abierta con los procesos de contratación, que permite realizar vigilancia y control del uso de los recursos públicos.

El próximo paso consiste en el aprovechamiento de la Inteligencia Artificial para identificar posibles riesgos de corrupción y garantizar la transparencia del sistema, sobre lo cual hay referentes internacionales. En Ucrania se implementó la inteligencia artificial DOZORRO sobre los datos del sistema electrónico ProZorro, que es el recurso oficial para la compra pública usado por el gobierno.

Esta IA es un sistema de control cívico que busca estudiar y aprender autónomamente de los procesos de contratación que se han detectado como procesos con corrupción, para poder identificar y detectar automáticamente el riesgo de corrupción en los próximos contratos, presentando una solución a uno de los problemas más grandes que vive la compra pública a nivel mundial. Colombia ha avanzado significativamente en la preparación del sistema de compras públicas frente a los retos de la 4RI y tiene todas las condiciones necesarias para liderar este proceso en Latinoamérica.

Cuenta con una política pública acogida por las entidades del Estado, buen nivel de recolección de datos de la contratación, un avanzado despliegue tecnológico en gran parte del territorio nacional y una acelerada formación de capital humano desarrollando capacidades de análisis de datos. Parte de esta transformación hace parte de las funciones de la Agencia Nacional de Contratación Pública - Colombia Compra Eficiente -, como ente rector de la gestión contractual.


AUTORES: 

David Restrepo y Miguel Garzón de la Subdirección de Estudios de Mercado y Abastecimiento Estratégico.

Botón ir a: facebook Botón ir a: twitter Botón ir a: linkein Botón ir a: youtube Botón ir a: rss

solucion_en_linea

 SOLUCIÓN 
EN LÍNEA
 

SECOP

 DATOS COMPRA 
PÚBLICA 

SECOP

 SECOBOT  

SECOP

SECOP